Por favor, espere...

¿Qué es el Día Mundial del Sueño?

13 marzo, 2020
Dia_del-sueño-1200x1203.png

Si algo logra identificarnos a todos es el sueño y la necesidad de descanso. Según estudios, una persona promedio duerme ocho horas al día; si lo pensamos, estas horas equivalen a la tercera parte del año (122 días) y un aproximado de 25 años de sueño al momento de cumplir los 75 años de vida.

Al ser una actividad en la que invertimos gran parte de nuestra vida, es necesario tener un espacio de sensibilidad. Por tanto, es importante recalcar la relación que puede existir entre las horas de sueño y la salud de nuestro cuerpo. El Ministerio de Salud de Colombia, por ejemplo, aconseja dormir bien para fortalecer la mente y el cuerpo.

Dormir de forma inadecuada afecta el cerebro casi de la misma forma que el consumo de alcohol, lo que a la larga puede traernos consecuencias muy graves en nuestra salud.

Gracias a estos hallazgos, algunas organizaciones han asumido la responsabilidad de difundir la importancia de este tema y han creado espacios como el Día Mundial del Sueño, el cual conmemoramos el día de hoy.

¿Qué es El Día Mundial del Sueño?

Desde 2008 la Asociación Mundial de Medicina creó El Día Mundial del Sueño. Esta conmemoración es un espacio celebrado el viernes anterior al equinoccio de marzo con el objetivo de concientizar acerca de la importancia de un sueño saludable.

Este evento fue iniciado por un grupo de proveedores de atención médica que investigaron temas que relacionaban la salud (mental y física) con un buen descanso.

Con el paso del tiempo esta celebración se ha enfocado en generar llamados de atención acerca de la carga que proviene de los problemas de sueño y las maneras más efectivas de prevenir y tratar los trastornos que estos problemas conllevan.

El Día Mundial del Sueño es promovido por la organización sin ánimo de lucro World Sleep Society (WSS) y en el 2020 tienen como lema la frase “Mejor sueño, mejor vida, mejor planeta”.

El sueño y la salud

Actualmente se considera que hay más de 200 millones de personas alrededor del mundo que sufre al menos un trastorno del sueño. Esto desencadena una gran cantidad de problemas como el ausentismo laboral, los accidentes de tránsito e incluso algunas incapacidades.

Cuando padecemos insomnio, por ejemplo, se aumenta el riesgo de que suframos alteraciones cardiovasculares, déficit cognitivo, problemas de conducta, ansiedad, depresión, entre otros.

Debido a esto, uno de los puntos más importantes en el Día mundial del sueño es promover buenos hábitos de sueño. Entre estos ámbitos se enfatiza en la importancia de los ritmos circadianos en el sueño saludable.

Cuando hablamos de ritmos circadianos nos referimos a unos eventos cíclicos dentro del cuerpo que proveen bienestar en el organismo, como pueden ser ritmo de las hormonas, temperatura corporal o los relojes biológicos.

Estudios han descubierto que la preservación de los ritmos circadianos puede reducir el riesgo en los trastornos del sueño, de la salud mental y de la física, como puede ser la obesidad o la diabetes.

¿Cómo preservar mis ritmos circadianos?

Para preservar adecuadamente nuestros ritmos circadianos se aconseja que mantengamos un sueño profundo y sin interrupciones, lo cual se ve directamente relacionado a tasas bajas de hipertensión arterial, diabetes, obesidad, entre otras enfermedades crónicas.

Según la Sociedad Española del Sueño, el sueño profundo es un pilar fundamental de la buena salud, la cual debe acompañarse con dieta equilibrada y ejercicio regular.

Este sueño profundo hace referencia a una de las dos fases básicas del sueño, las cuales son el Rapid Eyes Movement (movimiento ocular rápido) conocido como REM y la fase No-REM.

El sueño No-REM se divide a su vez en tres estadios. Los dos primeros están ocupados por un sueño ligero y el último por un sueño profundo. Estos estadios se alternan constantemente durante el sueño. De ahí la importancia de dormir el tiempo suficiente para alcanzar el descanso adecuado.

¿Cómo tener un descanso adecuado?

Tres elementos que son promovidos en el Día Mundial del Sueño para que tengamos una buena calidad de descanso son la duración, la continuidad y la profundidad.

Si tenemos una cantidad de horas de sueño adecuadas, ininterrumpidas y profundas, probablemente tengamos un descanso que nos lleve al restablecimiento físico y psicológico. Esto se suma a la restauración del sistema nervioso central y los tejidos, la recuperación de la energía de nuestro cuerpo y la capacidad de mejorar los procesos de aprendizaje y de memoria.

Para lograr esto, se han establecido una serie de normas que pueden llevarte a disfrutar de buenos hábitos del sueño. Entre esas se destacan:

  • Acuéstate y levántate preferiblemente a la misma hora.
  • Si quieres realizar siestas, que estas no superen los 45 minutos.
  • Si hay un recién nacido en casa, te aconsejamos leer nuestro decálogo del sueño del bebé.
  • Evita el consumo de alcohol y de cigarrillo cuatro horas antes de dormir. A su vez, evita bebidas como el café, té, bebidas gaseosas y chocolate seis horas antes de acostarte.
  • Evita comidas con alta dosis de picante, pesadas o con gran cantidad de azúcar al menos cuatro horas antes de acostarte.
  • Es recomendable que comas algo ligero antes de dormir.
  • Realiza rutinas de ejercicio, pero no antes de ir a acostarte.
  • Duerme en una cama cómoda. ¿Has probado los colchones que Comodisimos tiene para ti?
  • Crea un espacio adecuado para tu descanso, que posea una temperatura acorde y buena ventilación.
  • Elimina la mayor cantidad de estímulos como luces, dispositivos electrónicos, televisión, entre otros factores que pueden sumar estrés o alteración de tus hormonas.
  • Quizás te ayude leer un poco acerca de las Verdades y Mitos sobre el sueño.

¿Conocías el día mundial del sueño? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

 

 

 


Somos un sitio seguro


Nuestras formas de pago