Por favor, espere...

Depositphotos_151260820_xl-2015-1200x800.jpg

Todos los nuevos padres creen estar listos para las noches de insomnio que traerá el recién nacido, hasta que esas noches comienzan y la privación del sueño se hace recurrente. Debemos tener algo claro: por más que leamos o que preguntemos, nunca estaremos lo suficientemente preparados. Cada bebé es diferente y trae consigo sus propias señales de sueño, las cuales iremos conociendo con el tiempo.

Un bebé, por lo general, duerme de unas 14 a 18 horas al día, principalmente a partir de los tres meses de edad. En las etapas tempranas, el bebé se despertará con mayor frecuencia, debido a que su estómago es pequeño y atiende a una necesidad de alimentación regular de una a cuatro horas.

Sin embargo, la regularidad del sueño del bebé dependerá principalmente de la rutina que se le plantee y las particularidades que tenga en cuanto a su personalidad.

Comprender a tu bebé en sus diferentes etapas de crecimiento es muy importante. En este sentido, entender sus horarios de sueño, señales y características a la hora de dormir, es clave para adaptar los consejos que te mostraremos a continuación, los cuales te ayudarán a facilitar noches de sueño ininterrumpidas dentro del hogar.

1. ENVOLVER AL BEBÉ

 

¿Conoces esa sensación cuando te duermes en la silla, o estás tomando una siesta, y de repente caes a un precipicio que te despierta instantáneamente? Si, esa sensación también la sufren nuestros bebés, y desafortunadamente se presenta con mucha frecuencia a la hora de dormir o hacer la siesta.

Evitar el sobresalto de tu bebé es posible cobijándole, lo que mantiene sus brazos y sus piernas pegados a su cuerpo y recrea la sensación del útero, lo cual facilita que se calme rápidamente.

 

2. RECONOCER LAS SEÑALES DE SUEÑO

 

Descubre sus señales de sueño

 

Un mito popular asegura que no permitirle el sueño al bebé durante el día facilitará su sueño en la noche. Esto es lo mismo que decir que si no comes durante el día tendrás más hambre durante la noche, algo totalmente impensable.

De hecho, un bebé exhausto tendrá más dificultades para dormir, por lo que es importante basar nuestro actuar según las señales de sueño que demuestre el pequeño. Entre las señales de sueño más comunes están:

 

  • Bostezar
  • Frotarse los ojos, la cabeza o las orejas
  • Mirar hacia otro lado
  • Inquietud o irritabilidad
  • Llanto: entre más agudo, más cansado podrá estar

 

Si tu bebé está excesivamente cansado lo ideal es llevarlo a un sitio tranquilo, alejado de los factores que puedan estar alterándolo, y brindarle la serenidad que necesita. Si tú por cansancio u otro factor no puedes darle tranquilidad en ese momento, lo ideal es delegar esta función a otro miembro cercano del hogar.

 

3. EVITAR EL CONTACTO VISUAL

 

Aunque suene curioso, el contacto visual prolongado es muy estimulante para los bebés, por lo que evitarlo facilitará el descanso del pequeño al momento de dormir.

Una breve mirada o emoción en su voz para el bebe puede ser la señal de que es hora de jugar, por lo que al momento de acostarlos se recomienda tranquilidad y un manejo bajo en el tono de la voz.

 

4. DESARROLLA UNA RUTINA

Hábitos de sueño Sleeping Baby Rutina del bebé
Comparte momentos alegres con tu bebé

 

Una rutina constante no es igual a un horario establecido. Cuando hablamos de rutina nos referimos a mantener actividades consistentes que le ayuden al pequeño a comprender que se acerca la hora de dormir.

Después de alcanzar la marca de las 6 semanas de vida, es un buen momento para comenzar a implementar hábitos de sueño. En estos hábitos se puede incluir un baño tibio, un cambio de pañal, abrazos, cuentos, canciones de cuna o cualquier actividad tranquila y silenciosa. La actividad ideal te la dará tu propio bebé, según la respuesta que tenga a cada una de ellas.

 

5. CAMBIA LOS PAÑALES DE MANERA ESTRATÉGICA

 

Los cambios de pañales pueden traer mucha actividad y quitarle a tu bebé el sueño acumulado, por lo que debe realizarse pensando en el descanso futuro del bebé. Lo recomendable es cambiar al bebé antes de ser alimentado, con el fin de que el pequeño disfrute su momento de alimentación y con suerte llegue a quedarse dormido.

En caso de que el cambio de pañal sea necesario, lo ideal es mantenerse acorde a la rutina y al ambiente, manejar luz tenue y un tono de voz suave.

 

6. AMBIENTE IDEAL

Habitos de sueño Sleeping Baby Bebé en Cama
Permite que se relacione con sus propios espacios

Parte de la rutina del sueño de nuestros bebés consiste en brindarles un espacio adecuado de descanso. Tan pronto detectamos las señales de sueño de nuestro bebé es indispensable reducir las actividades, llevarlo a la habitación, bajar las luces, correr las cortinas, subir el ruido blanco y envolverlo.

Es importante que el área de descanso no se asocie con jugar, por lo que lo ideal es que esté libre de juguetes o adornos divertidos que puedan confundir la estimulación del bebé.

 

7. COMPARTE HABITACIÓN

 

Si el bebé se despierta constantemente durante la noche y está agotado, lo ideal es compartir la habitación, en camas diferentes. Brindarle la comodidad necesaria de colchones como el Classic Baby, sumado a la cercanía de sus seres queridos, probablemente hará que su calidad de sueño aumente y las interrupciones nocturnas disminuyan.

Dormir en la misma habitación fomenta además la lactancia materna y reduce los riesgos de muerte súbita del lactante (SMSL).

 

8. NO TE APRESURES

 

Sin quererlo, podemos estar alentando un mal hábito del sueño en nuestro bebé si nos apresuramos a atender su llanto o balbuceo.

En muchas ocasiones los bebés se despiertan e inmediatamente vuelven a quedarse dormidos. Bajo esta lógica, es importante brindar un tiempo de espera con el fin de conocer si nuestra intervención es realmente necesaria.

Una buena señal para saber si debemos intervenir es el aumento en el tono del llanto, ya que esto generalmente nos indica una necesidad de apoyo o de comodidad adicional.

 

 

9. PRUEBA UNA SIESTA EN MOVIMIENTO

 

A muchos bebés les encanta dormir en la carriola, por lo que, si presenta problemas para dormir, quizás sea el momento propicio de intentarlo.

Esto además representará para el bebé el contacto con el exterior, lo que puede facilitar experiencias como el salir de paseo en familia.

 

10. COMIENZA A SEPARAR

 

Luego de los seis meses de edad, es recomendable comenzar a realizar el traslado del bebé a su propia habitación. Este proceso debe hacerse de manera paulatina, por lo que lo ideal es comenzar con el traslado durante alguna siesta.

Estos pequeños espacios aclimatarán al bebé a su propio espacio y disminuirá el impacto al momento de realizar el cambio de manera permanente.

¿Qué otros consejos conoces para el sueño de los recién nacidos? ¡Compártenos tu experiencia!


shutterstock_100929100-e1573160315187-1200x687.jpg

Disminuir los riesgos a los que se expone nuestra familia es posible. La probabilidad de que nuestro bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es alta, principalmente en el primer año de vida. Es por esto que reunimos para ti ciertas recomendaciones que debemos cumplir al momento del descanso.

 

¿QUÉ ES EL SMSL?

 

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es el deceso repentino de un bebé durante su primer año. Aunque sus causas son desconocidas, los hallazgos relacionados sugieren que un bebé que duerme boca abajo obtiene menos oxígeno y posee mayor dificultad de expulsar el dióxido de carbono.

La tasa de SMSL ha bajado considerablemente desde que los pediatras recomiendan acostar a los bebés boca arriba, principalmente al momento de dormir. Esta recomendación se aplica a la mayoría de los bebés durante el primer año de vida, especialmente entre los primeros seis meses.

La posición más segura para un bebé en su primer año es boca arriba

La mejor manera de asegurarnos de que el bebé duerma boca arriba es hacerlo desde el primer día. De este modo, seguir durmiendo boca arriba será parte de la costumbre del pequeño. El sueño frontal únicamente es recomendado bajo la autorización de tu pediatra de confianza y sustentado en razones médicas específicas (reflujo gastroesofágico severo, síndrome de Pierre Robin, entre otros).

 

RECOMENDACIONES IMPORTANTES

 

La seguridad del bebé al dormir no está ligada únicamente a su posición. Por tanto, es importante tener en cuenta factores como:

  • Superficies firmes: Comprar un colchón de cuna aprobado por los estándares de seguridad, cubierto por una sábana ajustable y con la firmeza necesaria, hará la diferencia. Es importante que evitemos las superficies blandas como almohadas, edredones o cualquier otro objeto que pueda ahogar al bebé.
  • Despejar la zona de descanso: Al momento de dormir no se debe llenar el espacio con juguetes y peluches. Estos pueden resultar peligrosos y, además, facilitan la sobreestimulación del bebé, lo que dificultará que concilie el sueño.
Colchón antirreflujo Sleeping Baby
  • Uso de chupetes: El uso de estos antes de dormir (no durante el sueño) reducen el riesgo de SMSL. Idealmente se introducen en la vida del bebé a partir de las tres o cuatro semanas. Sin embargo, si tu bebé no desea el chupete o se le cae de la boca, no debe forzarse.
  • Desarrollar sus músculos: No se debe mantener al bebé boca arriba en todo momento. Permitir que esté boca abajo cuando está despierto y supervisado le desarrollará los músculos y el control de su cabeza.
  • Compartir habitación: No compartas la cama, pero si la habitación. Se recomienda que nuestro bebé use una cuna o una cama para dormir junto a nuestra cama, con el fin de que estemos atentos a sus necesidades y se cree un ambiente familiar favorable.
  • Espacio libre de humo: debes evitar el uso de cigarrillo dentro de la habitación o cerca del bebé, ya que esto facilita el SMSL.
  • Habitación adecuada: Una temperatura fresca permitirá que el sueño sea de mayor calidad. Así pues, debes mantener la habitación donde estará el pequeño a unos 20 grados centígrados.

 

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DEL PRIMER AÑO?

Acostúmbrate a que tu bebé se mueva mucho.

Un bebé que tenga un desarrollo convencional, al cumplir 12 meses tendrá la capacidad de moverse a voluntad, y se moverá mucho.

Tras el primer año se retorcerá, pateará, gateará y se dará la vuelta, lo que permite que cualquier posición que tome para dormir sea segura.

En otras palabras, sugerimos que conserves la posición del bebé tras su cumpleaños, pero ten en cuenta que luego de acostarlo él mismo decidirá su posición preferida para dormir.

Tras supervisar un par de veces que todo esté bien, no habrá necesidad de preocuparse si comienza a dormir boca abajo.

También te puede interesar nuestro decálogo del sueño del bebé

¿Cuál es la posición preferida para dormir de los integrantes de tu familia? ¡Te escuchamos!


Depositphotos_1813347_xl-2015-e1573160519532-1200x686.jpg

Como padres primerizos, realmente nunca estamos preparados para afrontar toda la atención que nuestro recién nacido requiere. Todo pasa muy rápido, te enteras de que viene en camino y, cuando menos lo esperas, ya te estás despertando nuevamente en medio de la noche para descifrar lo que necesitas para calmar su llanto. A medida que conocemos a nuestro bebé, comenzamos a descifrar patrones y métodos efectivos que nos ayudarán durante el camino.

Es normal cometer errores en el trayecto, sin embargo, con esta guía intentaremos darte los consejos necesarios para mejorar el descanso de todos los miembros del hogar.

 

1. EVITAR ENTRAR EN PÁNICO POR CUALQUIER COSA

 

Los bebés son mucho más resistentes de lo que creemos. Como padres primerizos perdemos demasiado tiempo sobredimensionando las actividades de nuestro bebé: si escupe demasiado, si son suficientes deposiciones al día o si está comiendo lo necesario.

Debemos dejar algo en claro, preocuparse en exceso se interpone en el camino de ser espontáneo y disfrutar el primer año de nuestro bebé. Cometer errores hace parte del aprendizaje de la vida, por lo que un ambiente supremamente sobreprotector puede evitar que el pequeño aprenda lecciones importantes para su futuro.

En este punto también está incluido el llanto del bebé. La razón más común es el hambre, pero también lloran debido al cansancio, la incomodidad, el miedo, la sobreestimulación o el aburrimiento.

Comúnmente entramos en pánico por el llanto del bebé, ya que lo asociamos con estar haciendo algo mal. No siempre es así, más si entendemos el llanto como la única forma que tiene el bebé para comunicarse.

En muchas ocasiones llorar simplemente hace parte de ser un bebé. Sin embargo, si este llanto está acompañado de fiebre, sarpullido, vómito u otro factor similar lo ideal es consultar al médico lo antes posible.

 

2. CUIDAR ATENTAMENTE LA SALUD BUCAL

 

Muchos de los padres primerizos descuidan la salud bucal de su bebé hasta que es demasiado tarde. Nunca se es demasiado pronto para empezar a inculcar buenos hábitos de salud oral, por lo que se recomienda utilizar gasa húmeda para limpiar las encías.

El cepillo se recomienda usarlo a partir del primer año y acompañar estos hábitos con mucha agua, pues ayuda a prevenir la caries.

 

3. NO ALEJARSE DE SU PAREJA

Padres primerizos acompañando a su recién nacido

Cualquier debilidad que se tenga en una relación probablemente se magnifique al momento de tener un hijo. Un bebé tomará mucho del tiempo de ambos, pero este factor no puede significar una ruptura en la sensación de pareja, el coqueteo y las actividades conjuntas.

Otro punto que se destaca aquí son las discusiones de pareja. Un niño recoge vibraciones todo el tiempo, por lo que la intensidad, frecuencia y forma de discutir serán absorbidas por el bebé. Esto no es enteramente malo, ya que las discusiones son una parte normal de vivir a la cual debe estar expuesto el bebé, por lo que lo recomendable es simplemente no tocar ninguno de los extremos.

Finalmente, el punto más importante en cuestión de la vida en pareja es entender que las labores deben ser compartidas. Los hábitos que trae el bebé consigo, como el cambio de pañales o la hora de dormir, se especializan únicamente tras la práctica, por lo que el tiempo que tanto uno como el otro dediquen al bebé será vital para optimizar y realizar correctamente las tareas.

 

4. EL ASIENTO PARA EL AUTOMÓVIL

 

Cualquiera que haya pasado por la instalación de este producto sabrá el nivel complejidad que trae.

Expertos recomiendan que se debe instalar el asiento para bebé mirando hacia la parte trasera del automóvil. Esta es la dirección correcta hasta que su bebé alcance al menos 10 kilos. Incluso con este peso, el pequeño está más seguro en un asiento orientado hacia atrás.

Nunca debes colocar el asiento para bebé en la parte delantera del automóvil, puesto que la mayoría de los accidentes ocurren en el asiento delantero, más específicamente en el lado del pasajero.

Lo más importante es aprovechar el tiempo de espera del bebé e instalar el asiento correctamente antes de que él lo utilice. Se sugiere hacer pruebas con peluches de animales para evitar cualquier inconveniente.

 

5. PERMITIR EL SUEÑO DEL BEBÉ

Recién Nacido Durmiendo

 

Si bien dentro de las primeras semanas lo recomendable es alimentar cada dos o tres horas al bebé, incluso si estos no lo exigen, esta costumbre debe de cambiar con el tiempo. Una vez se haya recuperado el peso y se tenga aprobación del pediatra, el bebé debe tener la capacidad de descansar ininterrumpidamente en periodos de tres a cinco horas.

Si todo se realiza correctamente, se espera que el bebé tenga la capacidad de dormir durante toda la noche cuando cumpla dos a tres meses de edad. En algunos casos, el periodo entre los tres y cuatro meses representa un retroceso en el sueño, lo que debe tomarse como un comportamiento natural.

Como lo nombramos en nuestro decálogo del sueño del bebé, debe evitarse la sobreestimulación, como encender todas las luces, jugar con ellos u otros comportamientos que el bebé pueda asociar y replicar. Es decir, si un bebé recibe una fiesta cada vez que se dispone a dormir, lo más probable sea que cada noche esté esperando que se repita.

Evitar la sobreestimulación también implica evitar despertar al bebé innecesariamente, ya sea para alimentarlo o para verificar que esté respirando. Algunos padres primerizos empujan o despiertan a sus bebés para asegurarse de que todo esté bien, pero esta acción solo privará a su bebé del sueño que necesita.

Si la preocupación es alta, lo ideal es apoyar suavemente la mano sobre el pecho del bebé y sentir los latidos de su corazón. De lo contrario, no produzcas que tu bebé pase de un sueño profundo a un ataque de llanto.

 

6. APROVECHAR ADECUADAMENTE LAS HORAS DE SUEÑO DEL BEBÉ

 

Los bebés y la falta de sueño van de la mano. Utilizar el tiempo que el bebé descansa para realizar labores en el hogar, o para ver la nueva serie de moda, es un error común en los padres primerizos. Nuestra recomendación es organizar el tiempo de manera que se cumpla con las horas de sueño necesarias para funcionar correctamente.

Durante los primeros meses probablemente la casa no estará impecable, y eso está bien. Establecer y cumplir una rutina es el primer paso para regular el reloj interno del bebé, y eso maravillosamente implica las horas de descanso de todos.

Finalmente es importante aclarar algo: nunca será el momento adecuado para comenzar a regular ese reloj interno. El bebé siempre necesitará atención de cualquier modo. Sin embargo, adecuar esas necesidades a un horario establecido durante el día, especialmente en la época del bebé de los 6 a los 12 meses, es nuestro punto de partida para entrenar el sueño.

 

7. NO GASTAR INNECESARIAMENTE

 

Es importante tenerlo claro: los bebés crecen demasiado rápido, y toda esa ropa, accesorios y dispositivos que compraste probablemente no le servirán en un par de semanas. Los expertos aseguran que un bebé solo necesita la ropa necesaria, pañales, un asiento para el automóvil y un lugar adecuado para su descanso.

En cuanto a la ropa, lo ideal es pensarlo como una inversión de aproximadamente 3 meses, siempre y cuando estas sean de buena calidad. No es necesario llenar nuestro armario, probablemente recibirás ropa de bebé como regalo, y probablemente con esas prendas sea más que suficiente.

En cuanto a los artículos de bebé, seguramente hay un conocido, familiar o amigo que pueda prestártelo durante el tiempo que lo requieras. Los artículos para niños de menos de dos años se utilizan muy poco y comprarlos nuevos resulta un gasto tanto elevado como innecesario.

En este aspecto, quizás el único artículo con el que es muy importante tener plena confianza de su procedencia debe ser el asiento para el automóvil. Si no se confía ciegamente, es mejor invertir en uno nuevo.

También te puede interesar ¿Qué es el ruido blanco?

Si se piensa invertir en entretenimiento o tecnología, es importante hacer un balance de que tan necesario es realmente para el bebé o los padres. En cuanto a productos como saltadores o gimnasios de juegos, pueden sustituirse por productos más accesibles, tal y cómo puede ser un tapete de juegos.

Por su parte, los dispositivos tecnológicos pueden sernos de gran ayuda, siempre y cuando no se lleven al extremo. Los monitores para bebés resultan muy útiles para estar al tanto sin interrumpir su sueño.

Sin embargo, el avance de la tecnología ha llegado a puntos extremos. Por ejemplo, ya pueden encontrarse en el mercado dispositivos de signos vitales o calcetines inteligentes que miden la frecuencia cardiaca. Estos pueden crear falsas alarmas y no son recomendables. La atención que requiere un niño no debe ser sustituida por dispositivos, puesto que toda la creación de un entorno ameno, seguro y familiar es la base del descanso de todo el hogar.

Para crear un entorno óptimo de sueño lo ideal es contar con las camas y accesorios pensados para un descanso superior. Con este fin, te sugerimos que des un vistazo a las opciones que desde Sleeping Baby tenemos para tu familia.

 

8. DEJAR DE COMPARTIR HABITACIÓN A LOS SEIS MESES

Permite su independencia

 

El consejo más difícil es el último. Como lo dijimos anteriormente, es importante inculcar en el bebé un sueño independiente, que esté por encima de los olores o ruidos que pueda sentir con sus padres cerca.

Este cambio debe ser paulatino, con el fin de que el bebé se acostumbre a su propio espacio y no lo encuentre extraño al momento de experimentarlo en su totalidad.

¿Qué errores de padres primerizos crees que hacen falta? ¡Queremos leer tus comentarios!


shutterstock_195079133-1200x801.jpg

Debemos comenzar con una realidad: un buen descanso es el primer paso para comenzar bien el día. Aunque hay diversos factores que alteran el descanso, el más relevante quizás está relacionado al ambiente que creemos para facilitarlo. Debido a esto, se ha popularizado una técnica que afronta las dificultades de conciliar el sueño por medio de la ambientación sonora, más específicamente conocida como ruido blanco. Esta técnica ha sido utilizada tanto para el descanso personal como para el de nuestros bebés, por lo que hoy profundizaremos en este tema.

¿QUÉ ES EL RUIDO BLANCO?

Procura utilizar este tipo de ruido para ambientes con alta contaminación auditiva

Pensemos en una situación: dos personas cercanas a ti están hablando al mismo tiempo. Dentro de tu cerebro, como espectador, normalmente tiendes a “elegir” una de estas dos voces con el fin de escucharla y comprenderla.

Ahora, si cambiamos esos dos personajes por una asamblea de mil personas hablando al mismo tiempo, a tu cerebro le será imposible enfocarse en una sola voz. Este estado en el que tu cerebro unifica los sonidos es conocido como “ruido blanco”.

El ruido blanco es aleatorio y tiene una densidad espectral plana, es decir, posee la misma amplitud o intensidad en todo el rango de frecuencia audible (20 a 20.000 hertzios). Su nombre es análogo a la luz blanca, la cual es una mezcla de todas las longitudes de onda de luz visibles.

Este tipo de ruido puede crearse a partir de sonidos planos y constantes como un ventilador, un purificador de aire, el sonido del mar, selva tropical, etc. siempre con la particularidad de ser consistente y relajante.

 

¿EN QUÉ ME BENEFICIA?

 

Al tener dentro de si todas las frecuencias audibles, el ruido blanco se utiliza para enmascarar otros sonidos. Volviendo al ejemplo, si un ruido en la calle molesta tu descanso, te centrarás en él, pero si le incluimos mil sonidos más a ese ruido se convertirán en uno más de ellos y no se diferenciará.

Se conoce que el ruido blanco puede traer diversos beneficios, como mejorar la concentración en el lugar de trabajo. Con un sonido blanco regulado y constante los trabajadores no se sienten con la necesidad de llenar el silencio. De igual manera, permite evadir sonidos que puedan desconcentrar, como una llamada telefónica o el zumbido de los equipos informáticos.

Por lo tanto, se recomienda el ruido blanco para reducir el estrés al momento de viajar y también al momento de adaptarse a lugares ajenos como un hotel.

 

RUIDO BLANCO EN BEBÉS

Permite que tu bebé duerma profundamente

Un estudio de 1990 publicado en Archives of Disease in Childhood descubrió que el ruido blanco podía ser útil en el descanso de los bebés. En este estudio se analizaron cuarenta recién nacidos, de los cuales el 80% pudo conciliar el sueño tras cinco minutos de escuchar ruido blanco.

Ten en cuenta que tu bebé comenzó a escuchar aproximadamente a las 15 semanas de gestación, pero que estos sonidos fueron amortiguados por el líquido amniótico. En otras palabras, tener los conductos auditivos en este estado debe crear una sensación similar al ruido blanco.

Se conoce que los bebés tienden a dormirse más rápido con el ruido blanco, esto debido a que se bloquea el ruido del hogar, como por ejemplo los sonidos que producen sus hermanos mayores. Los bebés por lo general están expuestos a rodearse de ruido, por lo que un ambiente tranquilo podría no ser el ideal a la hora de dormir.

Sin embargo, cada bebé es diferente, y los límites de ruido recomendados, 50 decibelios, pueden estar siendo excedidos con el ruido blanco en algunos casos.

De igual manera, uno de los principales riesgos es la asociación que realice el niño con el ruido blanco.

Una dependencia por este ruido puede provocar la dificultad de conciliar el sueño en ambientes que no estén adecuados a su necesidad, como la casa de la abuela, la guardería o las vacaciones.

 

RECOMENDACIONES DE USO DEL RUIDO BLANCO

 

  • Elegir un ruido tolerable: tanto para ti como para tu bebé, la respuesta está en el ensayo y el error. Las opciones son muy variadas, desde la lluvia o los ruidos de la naturaleza, hasta la estática o el sonido de un secador de pelo.
  • En Youtube puedes encontrar sonidos relajantes que puedes funcionar para ti o tu bebé. Una vez esté identificado, lo ideal es invertir en una aplicación u objeto con este tipo de sonido.
  • Ten en cuenta que no todo depende de la ambientación. Acompaña el ruido blanco con un espacio cómodo que solo puede ser ofrecido por los especialistas en descanso. ¿Ya conoces todas las opciones que tenemos para ti y para tu bebé?

 

También te puede interesar los Consejos para padres primerizos

 

¿Qué ruido blanco es el que resulta efectivo para ti? ¡Compártenos!

 


PORTADA-6.jpg

31 octubre, 2018 Crecer Comodísimos0

Conoce el mejor cambiador de bebé: funcional, práctico y que puedes llevar a cualquier lado.

¿Has pensado cuál es el mejor cambiador de bebés en el mercado? Aquí te contaremos por qué nuestro Cambiador para Bebé de la Línea Sleeping Baby tiene todas las funcionalidades que buscas en un cambiador para tu bebé.

 

cambiador de bebé

 

Nuestro Cambiador de Bebé conoce las necesidades que toda madre presenta en su proceso de crecimiento de su bebé.

También te puede interesar los Tips para elegir el colchón de tu bebé

El cambiador para bebés Comodísimos presenta una cualidad especial y es su forro en tela impermeable; que gracias a la densidad de su material, protege temporalmente de posibles líquidos y fluidos que manchen la superficie del producto.

Además, cuenta con un cierre que permite retirar las veces que desee, para realizar un fácil lavado del forro.

 

LÁMINA EN ESPUMA

Sabemos que las mamás siempre buscan el mejor cuidado para sus bebés, en especial de su piel. Por eso el Cambiador de Bebé Comodísimos ofrece el mejor confort y protección para la piel del bebé.

Gracias a su espuma, permite que la sensación mientras lo cambia, sea segura, confortable e higiénica. Al ser un material delicado, como la espuma Ultraflex, brinda una experiencia confortable y ergonómica que se ajusta al cuerpo del bebé.

DISEÑO EN CORTES ESPECIALIZADOS

Los cortes especializados utilizados en nuestro Cambiador de Bebé son elaborados con el fin de brindar un diseño ergonómico al producto, para que quede de manera cóncava y así poder cambiar al bebé en una postura más fácil para él y para la madre.

El diseño Convoluted Foam permite un refuerzo de seguridad en ambos lados del cambiador, para evitar que el bebé pueda salirse al momento de realizar movimientos bruscos; además de brindar mayor distribución de peso, mejor estabilidad y mayores canales de aireación.

SISTEMA DE SUJECIÓN PARA EL BEBÉ

La seguridad es una de las cualidades más importantes en nuestro Cambiador para bebés. Cuenta con 3 correas que permiten que el bebé permanezca de manera fija y segura, mientras se realiza el cambio de pañal o vestuario.

Esto ayudará a que la madre realice su tarea de manera más tranquila y segura; mientras el producto protege la vida del bebé.

Esto además previene caídas o golpes accidentales, que se puedan presentar por la no sujeción del bebé en el cambiador.

espumas de cambiador de bebé

CALIDAD Y GARANTÍA

Calidad y garantía Comodisimos

Nuestro Cambiador Bebé, cuenta con el mejor proceso de elaboración en espumas, que garantiza una excelente calidad y experiencia con el producto; teniendo ante todo la necesidad de ofrecer al bebé el mayor confort y seguridad en todo momento; además de ofrecer la mejor calidad de vida a la madre para realizar esta tarea, y disfrutar de manera tranquila este proceso de crecimiento de su bebé, con la mejor compañía Comodísimos.

Productos Linea Baby

 

 


PORTADA-5.jpg

Las noches de mamá y papá, se hacen largas cuando el pequeño no duerme. Por eso queremos darte algunos consejos para motivar el descanso del bebé de tu hogar, y procurar que el sueño de todos en casa continúe profundamente:

  • La primera actividad que los pediatras recomiendan, es un pequeño baño de agua caliente. Puede ser con burbujas de jabón, donde pueda jugar por un rato y distribuir sus últimas energías del día.baño del bebé ComodisimosSe recomienda que la madre o el padre, tomen algunos minutos para hablar con el bebé, bien sea contarle una pequeña historia, hacerle mimos o contarle sobre las partes de su cuerpo, mientras él se divierte y relaja en su baño. Esta actividad es una de las más agradables para él y puede realizarse de 5 a 10 minutos.
  • La segunda actividad, que puedes realizar con tu bebé, es un pequeño masaje en diferentes zonas de su cuerpo como sus manos, pies, vientre y cuello.masajes para el descanso del bebéSegún un estudio de la Universidad de Warrick, los masajes en el bebé disminuyen el estrés que acumula durante el día, aumenta sus defensas y libera la melatonina, la hormona encargada del sueño.
  • No olvides que otra de las actividades más importantes, es el momento de su cena. Nos referimos al encuentro que tiene lugar entre la madre y el bebé.alimentación para el descanso del bebéBusca un espacio tranquilo en casa, apagando todos los dispositivos que puedan generar ruido. Disfruta este momento junto a él y ubica una luz tenue en el lugar. Con el tiempo, tu bebé irá identificando que es el momento para irse relajando y encontrando el descanso.
  • Otro de los factores que ayuda a conciliar el sueño del bebé, puede ser una lista de música relajante o la voz de la madre.música para el descanso del bebéTambién te puede interesar los Consejos para elegir el colchón de tu bebé

  • Como complementos para acompañar el descanso de tu bebé, puedes comenzar a utilizar algunos elementos como móviles, que ayudan a entretener al pequeño y favorecer el sueño. Recuerda siempre tener su espacio limpio y con complementos que favorezcan su descanso ininterrumpido.bebés ComodisimosTambién puedes tocarle su sonajero favorito, con movimientos lentos y pausados. Los peluches o muñecos pueden ayudar a conciliar el sueño del bebé; los expertos aseguran que les aporta seguridad y se convierte en una sustitución de la madre, una vez ella se va a descansar.

 

Linea Baby Comodisimos


PORTADA-4.jpg

Tips para elegir el colchón de tu bebé

Sabemos la importancia de elegir el colchón adecuado para tu bebé. Por eso hemos diseñado este artículo para darte unos tips, a la hora de elegir el mejor colchón para tus pequeños:

  • No elijas el colchón solo por el diseño, figuras o algún tipo de tela que evite pasar líquidos. Debes elegir un buen colchón que cumpla con las condiciones de salud que el necesita, para que tenga alcanzar un buen descanso.
  • Existen diversos tipos de materiales y firmezas que se pueden adaptar al cuerpo de tu bebe; se recomienda una firmeza no muy dura que le cause incomodidad al dormir, ni una firmeza muy suave que mal forme su estructura ósea.
  • Algunos de los materiales recomendados en colchones por los Especialistas en Descanso para tu bebé, son las fibras sintéticas. Esto gracias a que disminuyen la proliferación de ácaros, hongos, bacterias y otros agentes contaminantes. Uno de los materiales que mejor se adaptan al cuerpo de tu bebé, es la espuma Memory Foam. Esta permite que no se generen puntos de presión en ninguna parte del cuerpo. Así se lleva a que tu pequeño pueda descansar mejor, además de brindar una correcta transpiración.

colchón memory foam Comodisimos

  • Los pediatras, recomiendan que el colchón sea ante todo, de firmeza intermedia y resistente, evitando que durante su descanso, pueda hundirse y generar bronco aspiraciones o muerte súbita.

  • También se recomienda esta firmeza, para evitar el desarrollo de una malformación en su columna vertebral o una plagiocefalia por mala posición.

Colchón del bebé Comodisimos

  • Como aspecto esencial, recomendamos revisar la estructura interna del colchón. Esto para conocer si cuenta con canales de aireación, que permitan obtener la temperatura deseada y permitir que el bebé pase noches más frescas y tranquilas.
  • Hay que tener en cuenta, que el material también debe cumplir con la condición antialérgica, debido a que el sistema inmune de tu bebé aún no se encuentra fortalecido y podría desarrollar enfermedades respiratorias, bien sea en relación con el ambiente o con los objetos con los que interactúa.Colchónpara bebé antialérgico Comodisimos
  • El protector o funda debe ser antialergénico, para evitar irritaciones en la piel y contrarrestar los ácaros y bacterias del medio ambiente. Te recomendamos probar nuestra línea de complementos.

  • Los colchones para bebé deben ser elaborados en telas con alto porcentaje de algodón. Se recomienda ubicarlo a una inclinación de unos 30 grados en la cabecera. Esto podría contrarrestar el reflujo y disminuir las probabilidades de que se obstruyan las vías aéreas, evitando una muerte súbita.

inclincación colchón para el bebé

  • Se recomienda que en la cuna solo estén los complementos que se necesitan para un buen descanso, como una cobija y una almohada indicada; algunos artículos como peluches, almohadas adicionales o juguetes, podrían representar un riesgo de asfixia para tu bebé.
  • El colchón debe encajar exacto, sin espacios entre este y la cuna. Esto permitirá que el bebé duerma más seguro, evitando accidentes, disminuyendo la posibilidad de que sus manitos o piernitas queden atrapadas entre dichos espacios.

Cuidados para el bebé Comodísimos

Linea Baby Comodísimos

 

 


PORTADA-3.jpg

6 consejos para realizar el cambio de cuna a cama

A menudo los padres se preocupan por la transición de sus hijos de cuna a cama. Pero ¿Cómo llegar a hacer este proceso fácil para todos? Aquí te damos algunas recomendaciones:

  • Muéstrale algunas fotografías del nuevo espacio donde comenzará a dormir. Cuéntale una historia mágica y pregúntale cómo le gustaría encontrar su nueva habitación.

comunicacion con tu hijo para pasar de cuna a cama

  • Invítalo a participar en las decisiones de su nuevo espacio y vayan juntos a comprar las cosas. Elijan una cama que sea baja y en la que el niño o niña pueda subirse y bajarse solo con facilidad.

elegir una cama baja para cambiar de cuna a cama

  • Puedes instalar barreras protectoras en los laterales, o puedes poner cojines largos de seguridad, que generen confianza a tus hijos y que al mismo tiempo generen tranquilidad a los padres, esto se debe hacer para  que no sufra algún tipo de golpe o accidente.  Te recomendamos los cojines de seguridad de nuestra línea Sleeping Baby: Safety Bumper Bed.
    Safety Bumper Bed para tus bebés
  • También puedes intentar la estrategia de colocar un pequeño portón en la puerta, para que el pequeño conozca los límites de su espacio y se familiarice con el mismo.

portón en la puerta para pasar de cuna a cama

  • Muy importante: Instala la cuna en su habitación y deja que se habitúe a dormir allí.Descanso de pequeños Sleeping Baby

  • Por último, no olvides que no debes ceder fácil a sus reclamos; acompáñalo en su habitación por un rato, espera a que esté en calma y  permite que duerma en su nuevo espacio.

Todos estos consejos ayudarán a que tu hijo logre más fácil la transición y se habitúe al nuevo cambio de cuna a cama, en el que podrá dormir más tranquilo y seguro.

Una de las rutinas más importantes para lograr la adaptación es que tome la siesta en su cama y vaya reconociendo  este equipo de descanso como su lugar de sueño.

También te puede interesar los Tips para el descanso del bebé en tu hogar

Cuidados para tu bebé Comodísimos

juegos antes de dormir

 



Somos un sitio seguro


Nuestras formas de pago