Por favor, espere...

Portada-Dormir-Durante-el-Embarazo-1200x800.jpg

Sabemos que el embarazo es una etapa clave que genera muchas dudas. Nuestro cuerpo va dando cabida a la gestación y los cambios, tanto físicos como hormonales, normalmente nos traerán alteraciones en nuestras rutinas. Así pues, tener complicaciones para dormir durante el embarazo es común, y hoy te explicaremos el porqué.

Tener un proceso de gestación implica una serie de cambios hormonales que alteran nuestro cuerpo. Si eres una mujer camino a ser madre primeriza lo que debes tener claro es que ese cúmulo de emociones, dudas, ansiedad y hormonas te provocarán una serie de alteraciones de sueño, donde probablemente se destaque el insomnio.

Según estudios sobre el tema, se ha definido que el proceso de dormir durante el embarazo se divide en tres periodos, cada uno con una duración de un trimestre.

Dormir Durante el embarazo etapa 1

Cómo dormir durante el embarazo a lo largo del primer trimestre

El primer trimestre del embarazo se destaca por un aumento significativo en los niveles de progesterona, lo que provocará que te sientas somnolienta, fatigada y con una necesidad constante de ir al baño. Aquí te los explicamos cada uno con sus soluciones:

  • Ciertos patrones afectarán la manera de dormir durante el embarazo

Explicación: te vas a sentir con letargo y con una fatiga abrumadora.

Causa: esto se da por el aumento de la progesterona, la cual es vital para mantener el proceso del embarazo y actúa como agente soporífero (que da sueño).

Solución: crear un nuevo horario de sueño, en el que planifiques el tiempo de descanso al igual que tus comidas o actividades laborales. Aquí será vital que planees un espacio para la siesta.

 

  • Aumento de visitas al baño

Explicación: orinarás con más frecuencia, lo que probablemente haga que te levantes durante la noche.

Causa: la progesterona junto a un útero en crecimiento que empuja contra la vejiga.

Solución: reducir la cantidad de líquidos luego de las seis de la tarde

 

  • Náuseas

Explicación: constante mareo y sentimiento de vómito

Causa: los cambios hormonales probablemente generen unas náuseas matutinas o en la tarde-noche.

Solución: las galletas saladas serán tus mejores amigas. Mantén un paquete de estas al lado de tu cama para que evites el camino a la cocina.

 

  • Dolor en los senos

Causa: el aumento de los estrógenos y los niveles de gonadotropina coriónica humana, la hormona producida por la placenta durante el embarazo

Solución: date una ducha caliente antes de acostarte. También puede ayudarte pastillas como el acetaminofem.

 

  • Dolor de cabeza

Causa: de nuevo, la progesterona y tus hormonas fluctuantes.

Solución: aplicarte una toalla fría en la frente, lo que ayudará que los vasos sanguíneos se dilaten. El acetaminofem y las siestas también te vendrán bien en este punto.

Dormir Durante el embarazo etapa 2

Cómo dormir durante el embarazo en el segundo trimestre

La buena noticia es que este trimestre es el más tranquilo de todos. Es una etapa donde tus hormonas se han calmado un poco y probablemente sea el momento para dormir de una manera más placentera.

Sin embargo, pueden aparecer factores como los siguientes:

  • Acidez

Explicación: el mareo desaparecerá, pero se intercambia por un nivel de reflujo considerable.

Causa: El útero en crecimiento ejerce presión sobre el estómago, forzando el ácido hacia el esófago

Solución: mantenerse erguido durante cuatro horas antes de dormir, ya que el proceso digestivo lleva más tiempo y sentarse de manera adecuada puede facilitarlo. Quizás este sea un buen momento para desayunar con buena cantidad de comida y cenar algo ligero.

 

  • Calambres en las piernas

Explicación: los calambres, sobre todo en la parte de la pantorrilla, pueden hacer que te levantes en la madrugada.

Causa: desequilibrio en los niveles de calcio

Solución: evitar bebidas gaseosas, incluyendo el agua con gas, ya que estas disminuyen las cantidades de calcio que se pueden metabolizar durante el día.

 

  • Incomodidad

Explicación: tu cuerpo ha crecido, por lo que ya dormir boca abajo no es una opción, pero dormir boca arriba es poco recomendable.

Causa: al dormir boca arriba el peso del útero puede comprimir la vena cava inferior, la cual transporta sangre de la parte inferior del cuerpo hacia el corazón.

Solución: dormir de tu lado izquierdo. Puedes ayudarte con nuestra Almohada Side Body Pillow o apoyando tu cuerpo sobre alguna almohada que te brinde una posición más cómoda y acorde a tu posición habitual.

 

  • Sueños vívidos dormir durante el embarazo

Explicación: entre más cerca la hora de recibir al bebé, es más probable que se presenten sueños que probablemente nos inquieten o nos despierten en mitad de la noche.

Causa: ansiedad

Solución: lo ideal es comenzar a practicar técnicas de meditación, yoga prenatal, actividades relajantes, incluso clases para padres primerizos que solidifiquen nuestra confianza para afrontar la situación o simplemente hablar del tema con personas capacitadas para brindar la solución adecuada.

Dormir Durante el embarazo etapa 3

Cómo dormir durante el embarazo en el tercer trimestre

La recta final también implica una serie de retos, principalmente porque algunos síntomas que pasamos durante el primer trimestre están de vuelta.

Las idas al baño continuas harán su aparición y las piernas inquietas no dejarán de aparecer, lo que provoca que, según estudios, esta sea una etapa en que las mujeres se despiertan un promedio de 3-5 veces durante la noche.

A esto, podemos sumarle lo siguiente

  • Dolor de espalda

Causa: la gran cantidad de peso que debemos sobrellevar en esta etapa ocasiona dolores lumbares, lo que a su vez dificulta al momento de ir a dormir.

Solución: Colocar almohadas entre las rodillas, detrás de la espalda y debajo de la barriga, o usar una almohada para el embarazo.

  • Ronquidos y respiración desordenada

Causa: congestión vascular en las fosas nasales y aumento del peso abdominal.

Solución: consultar a un especialista de confianza.

Consejos para afrontar los problemas al dormir durante el embarazo

Beber mucho líquido:

aunque parezca contraproducente, lo ideal es que consumas mucho líquido durante el día, en especial agua.

Eso sí, reduce drásticamente el consumo de los líquidos luego de las 7 de la noche. Las bebidas con cafeína (gaseosas, café y té) evítalas lo máximo posible, pero en caso de consumirlas que sea durante la mañana y la tarde.

Comer adecuadamente:

Es vital evitar el consumo de alimentos picantes, ácidos o fritos en grandes cantidades con el fin de no generar acidez. Lo ideal es comer varias veces al día, pero en cantidades mesuradas, teniendo una última comida a tempranas horas de la noche.

Insomnio:

Si definitivamente estás pasando una etapa de insomnio, lo ideal es que no te fuerces a dormir. Levántate y lee un poco, toma una ducha caliente, escucha música o medita. No te estreses por no poder dormir, ya que esto hará que se te dificulte aún más conciliar el sueño.

Siestas:

Como lo hemos hecho notar durante el artículo, tanto en el proceso de embarazo como en tu vida común deberías comenzar a tomar siestas. Quizás te interese leer más de ello en nuestro artículo ¿Por qué debo tomar una siesta?.

Crea una rutina relajante:

Ir a dormir debe ser todo un ritual, en el cual puedes incluir actividades como leer, meditar, escuchar música, olfatear aromas gustosos o una ducha lenta y tranquila.

Evita los dispositivos electrónicos, no mires la hora y consulta si hay alguna app que puedas descargar en tu celular y te facilite el proceso de relajación.

Facilita el espacio para dormir:

Todo será más fácil si tu habitación está dispuesta a recibirte y a darte un sueño reparador.

Intenta utilizar luces tenues tanto al momento de dormir como al momento de levantarte durante la noche.

Acompaña también tu espacio con un colchón o almohadas que faciliten tu descanso y que puedes encontrar en la página de Comodisimos.

¿Has sufrido alguna de estas alteraciones del sueño durante el embarazo? ¡Queremos leer tu opinión!


Baby-Nest-bebe-1200x1615.png

11 abril, 2020 Crecer Comodísimos

Es época de estar en casa y compartir con los nuevos miembros de la familia. El cuidado y la salud de los bebés del hogar es primordial, por lo que brindarles los mejores productos Sleeping Baby para su descanso debe ser una prioridad.

Como lo explicamos en nuestra guía para padres primerizos, las necesidades de sueño de tu bebé variarán según su edad. A medida que el bebé crece la cantidad de sueño disminuye, pero debemos asegurarnos que este sueño, al igual que en una persona adulta, sea realmente reparador.

Es importante que sepamos que el ciclo de sueño del bebé es diferente al de nosotros. Los sueños son más cortos, y el sueño REM dura un periodo de tiempo mucho más reducido.

Brindarle las comodidades necesarias en sus primeros meses nos facilitará la proliferación de aquellos momentos que crearán los lazos afectivos en el futuro, por lo que un producto que garantice calidad y comodidad para el bebé es primordial para su desarrollo.

Así pues, nuestros especialistas en descanso han analizado las necesidades principales de nuestros hogares. Gracias a esto se ha generado una nueva línea de productos Sleeping Baby con el objetivo de suplir las necesidades que encontramos en la etapa de gestación y durante los primeros meses de vida del bebé.

Sin más, visitemos cada uno de estos nuevos productos Sleeping Baby y resaltemos sus bondades.

Sleep Pillow Usos Sleeping Baby

Sleep Pillow

Este producto es uno de esos que luego de probarlo se convierte en imprescindible.

El Sleep Pillow para madres y bebés es ideal para adoptar posturas de descanso durante la gestación de nuestro bebé. Una vez que este periodo pase, puede facilitar la postura para que el bebé no sufra de reflujo.

El reflujo se produce en el momento en que el alimento regresa del estómago hasta el esófago. Esto en bebés es más común, ya que suelen devolver sus alimentos de manera constante durante el día.

El encargado de evitar el reflujo es el esfínter esofágico interior, un músculo que actúa como válvula entre el estómago y el esófago. Cuando tragamos es el único momento en que este músculo se debería abrir, pero en el caso de algunos bebés su falta de desarrollo produce que el alimento pueda regresar y producir el malestar del reflujo.

Si por el contrario te interesa un soporte ideal para amamantar al bebé, puede ser mejor que veas las facilidades que te brinda el Almohadón Materno.

Puedes conseguir el almohadón materno de Sleeping Baby haciendo clic aquí y el Sleep Pillow haciendo clic aquí.

También puede interesarte nuestro decálogo de la lactancia materna.

Baby Cover bebe Sleeping Baby

Baby Cover

Este saco envolvente permite aplicar la técnica del Swadding, la cual consiste en envolver al bebé de manera que esta posición evite que se produzca un llanto excesivo.

Se ha comprobado que los bebés envueltos durante la noche se despiertan menos y están expuestos en menor medida a los estímulos externos.

En el caso de los bebés prematuros se conoce que el Swadding facilita un desarrollo neuromuscular, disminución de angustia fisiológica, aumento de la capacidad motriz y mayor autorregulación.

Se cree que envolver al bebé le brinda una tranquilidad semejante a la del útero materno, lo que facilita un sueño mucho más placentero.

Conoce más del Baby Cover de la marca Sleeping Baby haciendo clic aquí.

Baby Nest Sleeping Baby

Baby Nest

Los nidos de bebés son de esos productos que facilitarán tus días como padre primerizo.

Los nidos de bebé comenzaron a utilizarse en los hospitales para colocar a los bebés prematuros, pero la comodidad que le brindaban al bebé era tan destacada que prontamente se ofrecieron versiones en materiales más suaves y formas anatómicas.

Se sabe que los nidos de bebé proporcionan una temperatura corporal adecuada, simulan el ambiente cálido del vientre materno, delimitan el espacio del bebé, promueven la posición antirreflujo y aumenta su seguridad.

El Baby Nest de la marca Sleeping Baby proporciona un espacio acogedor que fomenta el colecho de manera segura. Gracias a su espuma Memory Foam este producto se adapta fácilmente al cuerpo del bebé para brindarle un descanso superior.

Conoce más haciendo clic aquí.

Baby Sleep Pad bebe Sleeping Baby

Baby Sleep Pad

Pensado también para recién nacidos, el Baby Sleep Pad funciona como una almohada posicionadora que facilita la transición del bebé desde el útero hasta el mundo exterior, brindándole una comodidad cercana a la del vientre materno.

Gracias a su espuma Memory Foam, el Baby Sleep Pad de Sleeping Baby previene malformaciones por postura y brinda un soporte de elevación de pies, lo cual facilitará la digestión del bebé y evitará el reflujo.

Consigue este producto Comodisimos haciendo clic acá.

¿Qué producto Sleeping Baby has probado? ¿Qué te ha parecido? ¡Queremos leer tu opinión!

 

 


Depositphotos_138080110_xl-2015-1200x801.jpg

6 marzo, 2020 Crecer Comodísimos

Uno de los temas en los que cada persona tiene un consejo, anécdota o sugerencia para los padres primerizos es sobre la lactancia materna. La actividad de amamantar al bebé requiere práctica y ensayo. Sin embargo, hemos recopilado los mitos más comunes en torno a este tema para mejorar la experiencia con nuestro recién nacido.

Mito #1: La lactancia materna es fácil

¡Falso!

Aunque es cierto que los bebés nacen con el reflejo de buscar el seno materno, el proceso trae ciertas peculiaridades. La posición de amamantar es muy importante y requiere práctica, tanto para las madres como para los bebés.

Recuerda que nuestros productos de Sleeping Baby pueden ayudarte a encontrar la comodidad adecuada para tus necesidades. Aun así, uno de los factores más determinantes dependerá del apoyo y acompañamiento que se brinde en el hogar y otros espacios de parte de sus seres queridos.

Es importante aclarar que el hecho de no amamantar no te convierte en una mala madre. Si bien la lactancia materna brinda grandes beneficios para la salud del bebé, se poseen alternativas para quienes por alguna razón deciden no amamantar. Lo importante en estos casos es alimentarlo adecuadamente con una fórmula que contenga los nutrientes necesarios y con el amor que la familia requiere para un sano crecimiento.

Mito #2: Es normal que la lactancia duela

¡No es del todo verdadero!

Muchas madres experimentan molestias durante los primeros días luego del nacimiento. Sin embargo, el dolor comúnmente significa que el bebé no se está prendiendo del seno adecuadamente. Se sugiere que, en vez de enfocarse únicamente en el pezón, le brindes al bebé el seno, de manera que pueda usar su mandíbula y lengua para masajear la leche.

El proceso de amamantar requiere un posicionamiento adecuado en el cual el bebé pueda sentirse seguro y protegido. Si se cumplen estas condiciones, el dolor no debería de prolongarse más de cuatro días.

Mito #3: Se debe dar un espacio de separación para que la madre “descanse”

¡Falso!

Este mito comenzó gracias a un problema de percepción. Omitir una alimentación en el día da la sensación de brindar un mayor suministro durante la noche. Sin embargo, se ha comprobado que cuánto más se amamanta, más leche se produce, por lo que si te saltas una alimentación es posible que tengas más en la noche, pero menos al día siguiente.

La única forma de garantizar una producción constante es con una alimentación constante, por lo que se recomienda la alimentación del bebé durante unas diez veces al día.

Separar a un recién nacido de su madre también implica restarle al bebé el sentimiento de protección y seguridad que le brinda estar cerca de sus seres queridos.

Lactancia materna sleeping baby

Mito #4: La madre solo debe comer alimentos simples mientras amamanta

¡No es del todo verdadero!

No hay necesidad de cambiar los hábitos alimenticios. Los bebés están expuestos a las dietas de sus madres desde que están en el útero, por lo que lo sugerido es que continúes con una dieta equilibrada.

Es importante recalcar que al momento en que los alimentos se digieren y se convierten en leche materna ya han pasado por un proceso donde los elementos potencialmente dañinos se han descompuesto.

Mito #5: El ejercicio afecta el sabor de la leche

¡Falso!

El ejercicio es saludable, tanto para la madre como para el bebé. Según la creencia popular el ejercicio produce altos niveles de ácidos lácticos, lo cual genera un sabor desagradable en la leche. Sin embargo, estudios recientes aseguran que los bebés no notan ninguna diferencia.

Mamá haciendo ejercicio con hijo

Mito #6: Muchas mujeres no producen suficiente leche

¡Falso!

En circunstancias normales, una madre produce la leche necesaria para alimentar a su recién nacido. En los primeros días, si el bebé está alimentándose en promedio de ocho veces al día, la madre producirá unos cinco mililitros de leche. Esta cantidad es muy pequeña, pero es la suficiente para alimentar el estómago del recién nacido.

Si la madre continúa alimentando, el mismo cuerpo dará las señales necesarias para aumentar la producción. Esta cantidad puede variar por otros factores como el estrés.

Mito #7: No se debe amamantar si está enferma

¡No es del todo verdadero!

Depende del tipo de enfermedad, pero generalmente la enfermedad no debería de afectar al bebé. Esto siempre y cuando que la mamá tenga el descanso y la alimentación que requiera.

En el caso de una gripe, la opción de amamantar al bebé es incluso buena, puesto que le transmite los anticuerpos necesarios para construir sus propias defensas.

Sin embargo, es importante tener las medidas necesarias para evitar complicaciones. Si tienes gripe lo ideal es que no tosas cerca al bebé y evites contactos como por ejemplo los besos.

Mito #8: La lactancia materna evitará que quedes embarazada

¡Falso!

Si tienes relaciones sexuales, la posibilidad de quedar embarazada es latente, independiente de si estás amamantando o no. Sin embargo, la probabilidad de concebir es menor si estás dentro de los primeros seis meses de lactancia, el ciclo menstrual no ha regresado y el bebé está siendo alimentado regularmente.

Mito #9: No podrá amamantar si se sometió a una cirugía de aumento o reducción de senos

¡No es del todo verdadero!

El proceso de implantes mamarios generalmente se inserta cerca de las axilas o debajo del músculo del pecho, por lo que no deberían interferir con la lactancia.

Sin embargo, si en el proceso se extrajo el pezón para recolocarlo, la lactancia si puede verse obstaculizada, ya que este procedimiento altera tantos nervios que la producción de la leche puede verse afectada significativamente.

Mito #10: Si vuelve a trabajar, tendrá que dejar la lactancia materna de lado

¡Falso!

Muchas mujeres continúan amamantando después de regresar a su trabajo. Para este tema es importante verificar las políticas laborales que rigen actualmente en el país y aquellas específicas dentro del lugar de trabajo. Según las posibilidades que te brinden, puede ser una buena opción alimentar al bebé en casa o extraer la leche para que el bebé sea alimentado en las horas que está acostumbrado.

Si la opción es el bombeo de leche, probablemente esta práctica consuma gran parte del tiempo libre y energía, por lo que lo mejor es que tengas a la mano comestibles como frutas, barras de proteínas, nueces y mucha agua.

¿Crees que nos faltó hablar sobre algún mito? ¡Queremos leer tus comentarios!

 

 


IMAGEN_4-4.jpg

Si queremos alargar la vida útil de nuestras almohadas los especialistas en descanso de Comodisimos recomiendan realizar un proceso de lavado mínimo dos veces al año. Sin embargo, es común que al momento en que miras la etiqueta y te encuentras con la cantidad de símbolos de lavado te empiece a dar vueltas la cabeza.

Todos los símbolos que encuentras en tus productos tienen un significado específico y determinante. Por esto te traemos hoy una guía que te ayudará a maximizar la vida útil de tus elementos de descanso. Recuerda que en Comodisimos te brindamos productos de la más alta calidad y con las instrucciones precisas para prolongar ese descanso superior.

¿Cómo entender los símbolos de lavado?

Como primer índice debemos tomar que cada etiqueta lleva indicaciones de lavado, blanqueado, secado y planchado en ese mismo orden. Como información adicional, la etiqueta debe brindarte el tipo de tela de la que se compone tu producto.

Símbolos de Lavado

En el caso del lavado, obtener la temperatura y el ciclo correcto es importante para tener una limpieza eficaz, lo que puede evitar serios daños a tu ropa.

Dentro de la etiqueta encontrarás múltiples símbolos que se componen de ciertas directrices básicas que se mezclan entre sí. Entre estas directrices podemos encontrar:

  • Un balde con agua: hace referencia al tipo de lavado, ya sea a máquina o a mano
  • Equis sobre el símbolo: te indica que no es recomendable este proceso o aditivo para el producto.
  • Puntos dentro de la figura: en estos se indica la cantidad de temperatura ideal para el proceso. Un solo punto hace referencia a temperatura baja y tres puntos a temperaturas más altas
  • Círculo: hace referencia a instrucciones sobre el lavado en seco
  • Líneas debajo de la figura: estas se refieren al ciclo óptimo para el proceso, donde una línea indica un ciclo de prensado permanente y dos líneas hacen referencia a la necesidad de un ciclo delicado
  • Cuadrado con un círculo interno: indican instrucciones para el proceso de secado en una secadora
  • Triángulo: hace referencia al uso de aditivos blanqueadores
  • Plancha: este nos brinda instrucciones sobre el proceso de planchado

 

Así pues, seguramente en la etiqueta de tus almohadas Comodisimos te encontrarás con alguno de estos símbolos:

Símbolos recurrentes

Lavar a máquina
Lavar a máquina

 

 

Lavar a máquina

 

 

Lavar a mano
Lavar a mano

 

 

Lavar a mano

 

 

No lavar
No lavar

 

 

No lavar

 

 

Temperatura de lavado

Lavar en frío en temperaturas entre 18 y 30 grados centígrados
Lavar en frío en temperaturas entre 18 y 30 grados centígrados

 

 

Lavar en frío en temperaturas entre 18 y 30 grados centígrados

 

 

 

Lavar en caliente a temperatura máxima de 40 grados centígrados
Lavar en caliente a temperatura máxima de 40 grados centígrados

 

 

Lavar en caliente a temperatura máxima de 40 grados centígrados

 

 

 

Lavar en caliente a temperatura máxima de 49 grados centígrados
Lavar en caliente a temperatura máxima de 49 grados centígrados

 

 

Lavar en caliente a temperatura máxima de 49 grados centígrados

 

Ciclos de lavado

Se puede lavar en el ciclo normal de lavado
Se puede lavar en el ciclo normal de lavado

 

 

 

Se puede lavar en el ciclo normal de lavado

 

Se debe lavar en el ciclo de prensado permanente
Se debe lavar en el ciclo de prensado permanente

 

 

Se debe lavar en el ciclo de prensado permanente

 

 

Se debe lavar en el ciclo delicado o suave
Se debe lavar en el ciclo delicado o suave

 

 

Se debe lavar en el ciclo delicado o suave

 

 

Lavado en seco

Únicamente limpieza en seco
Únicamente limpieza en seco

 

 

Únicamente limpieza en seco

 

 

Lavado en seco con cualquier disolvente
Lavado en seco con cualquier disolvente

 

 

Lavado en seco con cualquier disolvente

 

 

Lavado en seco con cualquier disolvente menos tricloroetileno, se puede usar percloretileno, disolventes fluorados y esencias minerales
Lavado en seco con cualquier disolvente menos tricloroetileno, se puede usar percloretileno, disolventes fluorados y esencias minerales

 

 

Lavado en seco con cualquier disolvente menos tricloroetileno, se puede usar percloretileno, disolventes fluorados y esencias minerales

 

 

 

Sólo lavado en seco con disolventes con esencias minerales
Sólo lavado en seco con disolventes con esencias minerales

 

 

Sólo lavado en seco con disolventes con esencias minerales

 

 

 

No lavar en seco
No lavar en seco

 

 

No lavar en seco

 

 

Lavar en seco en un ciclo corto
Lavar en seco en un ciclo corto

 

 

Lavar en seco en un ciclo corto

 

 

 

Lavar en seco en un ciclo de humedad reducida
Lavar en seco en un ciclo de humedad reducida

 

 

Lavar en seco en un ciclo de humedad reducida

 

 

Lavar en seco en un ciclo de fuego lento
Lavar en seco en un ciclo de fuego lento

 

 

Lavar en seco en un ciclo de fuego lento

 

 

Lavar en seco en un ciclo sin acabado de vapor
Lavar en seco en un ciclo sin acabado de vapor

 

 

Lavar en seco en un ciclo sin acabado de vapor

 

 

 

Secado

 

Secado en secadora permitido
Secado en secadora permitido

 

 

Secado en secadora permitido

 

 

Secado en secadora no permitido
Secado en secadora no permitido

 

 

Secado en secadora no permitido

 

 

Colgar para secar
Colgar para secar

 

 

Colgar para secar

 

 

Dejar secar en piso seco
Dejar secar en piso seco

 

 

Dejar secar en piso seco

 

 

No exprimir
No exprimir

 

 

No exprimir

 

 

Temperatura de secado

 

Permite cualquier calor
Permite cualquier calor

 

 

Permite cualquier calor

 

 

Secar en secadora con fuego alto
Secar en secadora con fuego alto

 

 

Secar en secadora con fuego alto

 

 

Secar en secadora con fuego medio
Secar en secadora con fuego medio

 

 

Secar en secadora con fuego medio

 

 

Secar en secadora con fuego bajo
Secar en secadora con fuego bajo

 

 

Secar en secadora con fuego bajo

 

 

Secar al aire libre
Secar al aire libre

 

 

Secar al aire libre

 

 

 

Ciclo de secado

Ciclo de secado normal
Ciclo de secado normal

 

 

Ciclo de secado normal

 

 

Ciclo de secado de prensado permanente
Ciclo de secado de prensado permanente

 

 

Ciclo de secado de prensado permanente

 

 

Ciclo de secado delicado o suave
Ciclo de secado delicado o suave

 

 

Ciclo de secado delicado o suave

 

 

 

Blanqueamiento

Se puede usar blanqueador
Se puede usar blanqueador

 

 

Se puede usar blanqueador

 

 

No se puede usar blanqueador
No se puede usar blanqueador

 

 

No se puede usar blanqueador

 

 

Se puede usar blanqueador sin cloro
Se puede usar blanqueador sin cloro

 

 

 

Se puede usar blanqueador sin cloro

 

 

Planchado

Planchar a baja temperatura
Planchar a baja temperatura

 

 

Planchar a baja temperatura

 

 

Planchar a temperatura media
Planchar a temperatura media

 

 

 

Planchar a temperatura media

 

Planchar a alta temperatura
Planchar a alta temperatura

 

 

 

Planchar a alta temperatura

 

No planchar
No planchar

 

 

 

No planchar

 

 

¿Qué tanto te ha servido las instrucciones de lavado para conservar tus productos de descanso? ¡Queremos leer tus comentarios!

 

 

 

 

 


Depositphotos_151260820_xl-2015-1200x800.jpg

Todos los nuevos padres creen estar listos para las noches de insomnio que traerá el recién nacido, hasta que esas noches comienzan y la privación del sueño se hace recurrente. Debemos tener algo claro: por más que leamos o que preguntemos, nunca estaremos lo suficientemente preparados. Cada bebé es diferente y trae consigo sus propias señales de sueño, las cuales iremos conociendo con el tiempo.

Un bebé, por lo general, duerme de unas 14 a 18 horas al día, principalmente a partir de los tres meses de edad. En las etapas tempranas, el bebé se despertará con mayor frecuencia, debido a que su estómago es pequeño y atiende a una necesidad de alimentación regular de una a cuatro horas.

Sin embargo, la regularidad del sueño del bebé dependerá principalmente de la rutina que se le plantee y las particularidades que tenga en cuanto a su personalidad.

Comprender a tu bebé en sus diferentes etapas de crecimiento es muy importante. En este sentido, entender sus horarios de sueño, señales y características a la hora de dormir, es clave para adaptar los consejos que te mostraremos a continuación, los cuales te ayudarán a facilitar noches de sueño ininterrumpidas dentro del hogar.

1. ENVOLVER AL BEBÉ

 

¿Conoces esa sensación cuando te duermes en la silla, o estás tomando una siesta, y de repente caes a un precipicio que te despierta instantáneamente? Si, esa sensación también la sufren nuestros bebés, y desafortunadamente se presenta con mucha frecuencia a la hora de dormir o hacer la siesta.

Evitar el sobresalto de tu bebé es posible cobijándole, lo que mantiene sus brazos y sus piernas pegados a su cuerpo y recrea la sensación del útero, lo cual facilita que se calme rápidamente.

 

2. RECONOCER LAS SEÑALES DE SUEÑO

 

Descubre sus señales de sueño

 

Un mito popular asegura que no permitirle el sueño al bebé durante el día facilitará su sueño en la noche. Esto es lo mismo que decir que si no comes durante el día tendrás más hambre durante la noche, algo totalmente impensable.

De hecho, un bebé exhausto tendrá más dificultades para dormir, por lo que es importante basar nuestro actuar según las señales de sueño que demuestre el pequeño. Entre las señales de sueño más comunes están:

 

  • Bostezar
  • Frotarse los ojos, la cabeza o las orejas
  • Mirar hacia otro lado
  • Inquietud o irritabilidad
  • Llanto: entre más agudo, más cansado podrá estar

 

Si tu bebé está excesivamente cansado lo ideal es llevarlo a un sitio tranquilo, alejado de los factores que puedan estar alterándolo, y brindarle la serenidad que necesita. Si tú por cansancio u otro factor no puedes darle tranquilidad en ese momento, lo ideal es delegar esta función a otro miembro cercano del hogar.

 

3. EVITAR EL CONTACTO VISUAL

 

Aunque suene curioso, el contacto visual prolongado es muy estimulante para los bebés, por lo que evitarlo facilitará el descanso del pequeño al momento de dormir.

Una breve mirada o emoción en su voz para el bebe puede ser la señal de que es hora de jugar, por lo que al momento de acostarlos se recomienda tranquilidad y un manejo bajo en el tono de la voz.

 

4. DESARROLLA UNA RUTINA

Hábitos de sueño Sleeping Baby Rutina del bebé
Comparte momentos alegres con tu bebé

 

Una rutina constante no es igual a un horario establecido. Cuando hablamos de rutina nos referimos a mantener actividades consistentes que le ayuden al pequeño a comprender que se acerca la hora de dormir.

Después de alcanzar la marca de las 6 semanas de vida, es un buen momento para comenzar a implementar hábitos de sueño. En estos hábitos se puede incluir un baño tibio, un cambio de pañal, abrazos, cuentos, canciones de cuna o cualquier actividad tranquila y silenciosa. La actividad ideal te la dará tu propio bebé, según la respuesta que tenga a cada una de ellas.

 

5. CAMBIA LOS PAÑALES DE MANERA ESTRATÉGICA

 

Los cambios de pañales pueden traer mucha actividad y quitarle a tu bebé el sueño acumulado, por lo que debe realizarse pensando en el descanso futuro del bebé. Lo recomendable es cambiar al bebé antes de ser alimentado, con el fin de que el pequeño disfrute su momento de alimentación y con suerte llegue a quedarse dormido.

En caso de que el cambio de pañal sea necesario, lo ideal es mantenerse acorde a la rutina y al ambiente, manejar luz tenue y un tono de voz suave.

 

6. AMBIENTE IDEAL

Habitos de sueño Sleeping Baby Bebé en Cama
Permite que se relacione con sus propios espacios

Parte de la rutina del sueño de nuestros bebés consiste en brindarles un espacio adecuado de descanso. Tan pronto detectamos las señales de sueño de nuestro bebé es indispensable reducir las actividades, llevarlo a la habitación, bajar las luces, correr las cortinas, subir el ruido blanco y envolverlo.

Es importante que el área de descanso no se asocie con jugar, por lo que lo ideal es que esté libre de juguetes o adornos divertidos que puedan confundir la estimulación del bebé.

 

7. COMPARTE HABITACIÓN

 

Si el bebé se despierta constantemente durante la noche y está agotado, lo ideal es compartir la habitación, en camas diferentes. Brindarle la comodidad necesaria de colchones como el Classic Baby, sumado a la cercanía de sus seres queridos, probablemente hará que su calidad de sueño aumente y las interrupciones nocturnas disminuyan.

Dormir en la misma habitación fomenta además la lactancia materna y reduce los riesgos de muerte súbita del lactante (SMSL).

 

8. NO TE APRESURES

 

Sin quererlo, podemos estar alentando un mal hábito del sueño en nuestro bebé si nos apresuramos a atender su llanto o balbuceo.

En muchas ocasiones los bebés se despiertan e inmediatamente vuelven a quedarse dormidos. Bajo esta lógica, es importante brindar un tiempo de espera con el fin de conocer si nuestra intervención es realmente necesaria.

Una buena señal para saber si debemos intervenir es el aumento en el tono del llanto, ya que esto generalmente nos indica una necesidad de apoyo o de comodidad adicional.

 

 

9. PRUEBA UNA SIESTA EN MOVIMIENTO

 

A muchos bebés les encanta dormir en la carriola, por lo que, si presenta problemas para dormir, quizás sea el momento propicio de intentarlo.

Esto además representará para el bebé el contacto con el exterior, lo que puede facilitar experiencias como el salir de paseo en familia.

 

10. COMIENZA A SEPARAR

 

Luego de los seis meses de edad, es recomendable comenzar a realizar el traslado del bebé a su propia habitación. Este proceso debe hacerse de manera paulatina, por lo que lo ideal es comenzar con el traslado durante alguna siesta.

Estos pequeños espacios aclimatarán al bebé a su propio espacio y disminuirá el impacto al momento de realizar el cambio de manera permanente.

¿Qué otros consejos conoces para el sueño de los recién nacidos? ¡Compártenos tu experiencia!


shutterstock_100929100-e1573160315187-1200x687.jpg

Disminuir los riesgos a los que se expone nuestra familia es posible. La probabilidad de que nuestro bebé sufra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es alta, principalmente en el primer año de vida. Es por esto que reunimos para ti ciertas recomendaciones que debemos cumplir al momento del descanso.

 

¿QUÉ ES EL SMSL?

 

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es el deceso repentino de un bebé durante su primer año. Aunque sus causas son desconocidas, los hallazgos relacionados sugieren que un bebé que duerme boca abajo obtiene menos oxígeno y posee mayor dificultad de expulsar el dióxido de carbono.

La tasa de SMSL ha bajado considerablemente desde que los pediatras recomiendan acostar a los bebés boca arriba, principalmente al momento de dormir. Esta recomendación se aplica a la mayoría de los bebés durante el primer año de vida, especialmente entre los primeros seis meses.

La posición más segura para un bebé en su primer año es boca arriba

La mejor manera de asegurarnos de que el bebé duerma boca arriba es hacerlo desde el primer día. De este modo, seguir durmiendo boca arriba será parte de la costumbre del pequeño. El sueño frontal únicamente es recomendado bajo la autorización de tu pediatra de confianza y sustentado en razones médicas específicas (reflujo gastroesofágico severo, síndrome de Pierre Robin, entre otros).

 

RECOMENDACIONES IMPORTANTES

 

La seguridad del bebé al dormir no está ligada únicamente a su posición. Por tanto, es importante tener en cuenta factores como:

  • Superficies firmes: Comprar un colchón de cuna aprobado por los estándares de seguridad, cubierto por una sábana ajustable y con la firmeza necesaria, hará la diferencia. Es importante que evitemos las superficies blandas como almohadas, edredones o cualquier otro objeto que pueda ahogar al bebé.
  • Despejar la zona de descanso: Al momento de dormir no se debe llenar el espacio con juguetes y peluches. Estos pueden resultar peligrosos y, además, facilitan la sobreestimulación del bebé, lo que dificultará que concilie el sueño.
Colchón antirreflujo Sleeping Baby
  • Uso de chupetes: El uso de estos antes de dormir (no durante el sueño) reducen el riesgo de SMSL. Idealmente se introducen en la vida del bebé a partir de las tres o cuatro semanas. Sin embargo, si tu bebé no desea el chupete o se le cae de la boca, no debe forzarse.
  • Desarrollar sus músculos: No se debe mantener al bebé boca arriba en todo momento. Permitir que esté boca abajo cuando está despierto y supervisado le desarrollará los músculos y el control de su cabeza.
  • Compartir habitación: No compartas la cama, pero si la habitación. Se recomienda que nuestro bebé use una cuna o una cama para dormir junto a nuestra cama, con el fin de que estemos atentos a sus necesidades y se cree un ambiente familiar favorable.
  • Espacio libre de humo: debes evitar el uso de cigarrillo dentro de la habitación o cerca del bebé, ya que esto facilita el SMSL.
  • Habitación adecuada: Una temperatura fresca permitirá que el sueño sea de mayor calidad. Así pues, debes mantener la habitación donde estará el pequeño a unos 20 grados centígrados.

 

¿QUÉ SUCEDE DESPUÉS DEL PRIMER AÑO?

Acostúmbrate a que tu bebé se mueva mucho.

Un bebé que tenga un desarrollo convencional, al cumplir 12 meses tendrá la capacidad de moverse a voluntad, y se moverá mucho.

Tras el primer año se retorcerá, pateará, gateará y se dará la vuelta, lo que permite que cualquier posición que tome para dormir sea segura.

En otras palabras, sugerimos que conserves la posición del bebé tras su cumpleaños, pero ten en cuenta que luego de acostarlo él mismo decidirá su posición preferida para dormir.

Tras supervisar un par de veces que todo esté bien, no habrá necesidad de preocuparse si comienza a dormir boca abajo.

También te puede interesar nuestro decálogo del sueño del bebé

¿Cuál es la posición preferida para dormir de los integrantes de tu familia? ¡Te escuchamos!


Depositphotos_1813347_xl-2015-e1573160519532-1200x686.jpg

Como padres primerizos, realmente nunca estamos preparados para afrontar toda la atención que nuestro recién nacido requiere. Todo pasa muy rápido, te enteras de que viene en camino y, cuando menos lo esperas, ya te estás despertando nuevamente en medio de la noche para descifrar lo que necesitas para calmar su llanto. A medida que conocemos a nuestro bebé, comenzamos a descifrar patrones y métodos efectivos que nos ayudarán durante el camino.

Es normal cometer errores en el trayecto, sin embargo, con esta guía intentaremos darte los consejos necesarios para mejorar el descanso de todos los miembros del hogar.

 

1. EVITAR ENTRAR EN PÁNICO POR CUALQUIER COSA

 

Los bebés son mucho más resistentes de lo que creemos. Como padres primerizos perdemos demasiado tiempo sobredimensionando las actividades de nuestro bebé: si escupe demasiado, si son suficientes deposiciones al día o si está comiendo lo necesario.

Debemos dejar algo en claro, preocuparse en exceso se interpone en el camino de ser espontáneo y disfrutar el primer año de nuestro bebé. Cometer errores hace parte del aprendizaje de la vida, por lo que un ambiente supremamente sobreprotector puede evitar que el pequeño aprenda lecciones importantes para su futuro.

En este punto también está incluido el llanto del bebé. La razón más común es el hambre, pero también lloran debido al cansancio, la incomodidad, el miedo, la sobreestimulación o el aburrimiento.

Comúnmente entramos en pánico por el llanto del bebé, ya que lo asociamos con estar haciendo algo mal. No siempre es así, más si entendemos el llanto como la única forma que tiene el bebé para comunicarse.

En muchas ocasiones llorar simplemente hace parte de ser un bebé. Sin embargo, si este llanto está acompañado de fiebre, sarpullido, vómito u otro factor similar lo ideal es consultar al médico lo antes posible.

 

2. CUIDAR ATENTAMENTE LA SALUD BUCAL

 

Muchos de los padres primerizos descuidan la salud bucal de su bebé hasta que es demasiado tarde. Nunca se es demasiado pronto para empezar a inculcar buenos hábitos de salud oral, por lo que se recomienda utilizar gasa húmeda para limpiar las encías.

El cepillo se recomienda usarlo a partir del primer año y acompañar estos hábitos con mucha agua, pues ayuda a prevenir la caries.

 

3. NO ALEJARSE DE SU PAREJA

Padres primerizos acompañando a su recién nacido

Cualquier debilidad que se tenga en una relación probablemente se magnifique al momento de tener un hijo. Un bebé tomará mucho del tiempo de ambos, pero este factor no puede significar una ruptura en la sensación de pareja, el coqueteo y las actividades conjuntas.

Otro punto que se destaca aquí son las discusiones de pareja. Un niño recoge vibraciones todo el tiempo, por lo que la intensidad, frecuencia y forma de discutir serán absorbidas por el bebé. Esto no es enteramente malo, ya que las discusiones son una parte normal de vivir a la cual debe estar expuesto el bebé, por lo que lo recomendable es simplemente no tocar ninguno de los extremos.

Finalmente, el punto más importante en cuestión de la vida en pareja es entender que las labores deben ser compartidas. Los hábitos que trae el bebé consigo, como el cambio de pañales o la hora de dormir, se especializan únicamente tras la práctica, por lo que el tiempo que tanto uno como el otro dediquen al bebé será vital para optimizar y realizar correctamente las tareas.

 

4. EL ASIENTO PARA EL AUTOMÓVIL

 

Cualquiera que haya pasado por la instalación de este producto sabrá el nivel complejidad que trae.

Expertos recomiendan que se debe instalar el asiento para bebé mirando hacia la parte trasera del automóvil. Esta es la dirección correcta hasta que su bebé alcance al menos 10 kilos. Incluso con este peso, el pequeño está más seguro en un asiento orientado hacia atrás.

Nunca debes colocar el asiento para bebé en la parte delantera del automóvil, puesto que la mayoría de los accidentes ocurren en el asiento delantero, más específicamente en el lado del pasajero.

Lo más importante es aprovechar el tiempo de espera del bebé e instalar el asiento correctamente antes de que él lo utilice. Se sugiere hacer pruebas con peluches de animales para evitar cualquier inconveniente.

 

5. PERMITIR EL SUEÑO DEL BEBÉ

Recién Nacido Durmiendo

 

Si bien dentro de las primeras semanas lo recomendable es alimentar cada dos o tres horas al bebé, incluso si estos no lo exigen, esta costumbre debe de cambiar con el tiempo. Una vez se haya recuperado el peso y se tenga aprobación del pediatra, el bebé debe tener la capacidad de descansar ininterrumpidamente en periodos de tres a cinco horas.

Si todo se realiza correctamente, se espera que el bebé tenga la capacidad de dormir durante toda la noche cuando cumpla dos a tres meses de edad. En algunos casos, el periodo entre los tres y cuatro meses representa un retroceso en el sueño, lo que debe tomarse como un comportamiento natural.

Como lo nombramos en nuestro decálogo del sueño del bebé, debe evitarse la sobreestimulación, como encender todas las luces, jugar con ellos u otros comportamientos que el bebé pueda asociar y replicar. Es decir, si un bebé recibe una fiesta cada vez que se dispone a dormir, lo más probable sea que cada noche esté esperando que se repita.

Evitar la sobreestimulación también implica evitar despertar al bebé innecesariamente, ya sea para alimentarlo o para verificar que esté respirando. Algunos padres primerizos empujan o despiertan a sus bebés para asegurarse de que todo esté bien, pero esta acción solo privará a su bebé del sueño que necesita.

Si la preocupación es alta, lo ideal es apoyar suavemente la mano sobre el pecho del bebé y sentir los latidos de su corazón. De lo contrario, no produzcas que tu bebé pase de un sueño profundo a un ataque de llanto.

 

6. APROVECHAR ADECUADAMENTE LAS HORAS DE SUEÑO DEL BEBÉ

 

Los bebés y la falta de sueño van de la mano. Utilizar el tiempo que el bebé descansa para realizar labores en el hogar, o para ver la nueva serie de moda, es un error común en los padres primerizos. Nuestra recomendación es organizar el tiempo de manera que se cumpla con las horas de sueño necesarias para funcionar correctamente.

Durante los primeros meses probablemente la casa no estará impecable, y eso está bien. Establecer y cumplir una rutina es el primer paso para regular el reloj interno del bebé, y eso maravillosamente implica las horas de descanso de todos.

Finalmente es importante aclarar algo: nunca será el momento adecuado para comenzar a regular ese reloj interno. El bebé siempre necesitará atención de cualquier modo. Sin embargo, adecuar esas necesidades a un horario establecido durante el día, especialmente en la época del bebé de los 6 a los 12 meses, es nuestro punto de partida para entrenar el sueño.

 

7. NO GASTAR INNECESARIAMENTE

 

Es importante tenerlo claro: los bebés crecen demasiado rápido, y toda esa ropa, accesorios y dispositivos que compraste probablemente no le servirán en un par de semanas. Los expertos aseguran que un bebé solo necesita la ropa necesaria, pañales, un asiento para el automóvil y un lugar adecuado para su descanso.

En cuanto a la ropa, lo ideal es pensarlo como una inversión de aproximadamente 3 meses, siempre y cuando estas sean de buena calidad. No es necesario llenar nuestro armario, probablemente recibirás ropa de bebé como regalo, y probablemente con esas prendas sea más que suficiente.

En cuanto a los artículos de bebé, seguramente hay un conocido, familiar o amigo que pueda prestártelo durante el tiempo que lo requieras. Los artículos para niños de menos de dos años se utilizan muy poco y comprarlos nuevos resulta un gasto tanto elevado como innecesario.

En este aspecto, quizás el único artículo con el que es muy importante tener plena confianza de su procedencia debe ser el asiento para el automóvil. Si no se confía ciegamente, es mejor invertir en uno nuevo.

También te puede interesar ¿Qué es el ruido blanco?

Si se piensa invertir en entretenimiento o tecnología, es importante hacer un balance de que tan necesario es realmente para el bebé o los padres. En cuanto a productos como saltadores o gimnasios de juegos, pueden sustituirse por productos más accesibles, tal y cómo puede ser un tapete de juegos.

Por su parte, los dispositivos tecnológicos pueden sernos de gran ayuda, siempre y cuando no se lleven al extremo. Los monitores para bebés resultan muy útiles para estar al tanto sin interrumpir su sueño.

Sin embargo, el avance de la tecnología ha llegado a puntos extremos. Por ejemplo, ya pueden encontrarse en el mercado dispositivos de signos vitales o calcetines inteligentes que miden la frecuencia cardiaca. Estos pueden crear falsas alarmas y no son recomendables. La atención que requiere un niño no debe ser sustituida por dispositivos, puesto que toda la creación de un entorno ameno, seguro y familiar es la base del descanso de todo el hogar.

Para crear un entorno óptimo de sueño lo ideal es contar con las camas y accesorios pensados para un descanso superior. Con este fin, te sugerimos que des un vistazo a las opciones que desde Sleeping Baby tenemos para tu familia.

 

8. DEJAR DE COMPARTIR HABITACIÓN A LOS SEIS MESES

Permite su independencia

 

El consejo más difícil es el último. Como lo dijimos anteriormente, es importante inculcar en el bebé un sueño independiente, que esté por encima de los olores o ruidos que pueda sentir con sus padres cerca.

Este cambio debe ser paulatino, con el fin de que el bebé se acostumbre a su propio espacio y no lo encuentre extraño al momento de experimentarlo en su totalidad.

¿Qué errores de padres primerizos crees que hacen falta? ¡Queremos leer tus comentarios!


shutterstock_195079133-1200x801.jpg

Debemos comenzar con una realidad: un buen descanso es el primer paso para comenzar bien el día. Aunque hay diversos factores que alteran el descanso, el más relevante quizás está relacionado al ambiente que creemos para facilitarlo. Debido a esto, se ha popularizado una técnica que afronta las dificultades de conciliar el sueño por medio de la ambientación sonora, más específicamente conocida como ruido blanco. Esta técnica ha sido utilizada tanto para el descanso personal como para el de nuestros bebés, por lo que hoy profundizaremos en este tema.

¿QUÉ ES EL RUIDO BLANCO?

Procura utilizar este tipo de ruido para ambientes con alta contaminación auditiva

Pensemos en una situación: dos personas cercanas a ti están hablando al mismo tiempo. Dentro de tu cerebro, como espectador, normalmente tiendes a “elegir” una de estas dos voces con el fin de escucharla y comprenderla.

Ahora, si cambiamos esos dos personajes por una asamblea de mil personas hablando al mismo tiempo, a tu cerebro le será imposible enfocarse en una sola voz. Este estado en el que tu cerebro unifica los sonidos es conocido como “ruido blanco”.

El ruido blanco es aleatorio y tiene una densidad espectral plana, es decir, posee la misma amplitud o intensidad en todo el rango de frecuencia audible (20 a 20.000 hertzios). Su nombre es análogo a la luz blanca, la cual es una mezcla de todas las longitudes de onda de luz visibles.

Este tipo de ruido puede crearse a partir de sonidos planos y constantes como un ventilador, un purificador de aire, el sonido del mar, selva tropical, etc. siempre con la particularidad de ser consistente y relajante.

 

¿EN QUÉ ME BENEFICIA?

 

Al tener dentro de si todas las frecuencias audibles, el ruido blanco se utiliza para enmascarar otros sonidos. Volviendo al ejemplo, si un ruido en la calle molesta tu descanso, te centrarás en él, pero si le incluimos mil sonidos más a ese ruido se convertirán en uno más de ellos y no se diferenciará.

Se conoce que el ruido blanco puede traer diversos beneficios, como mejorar la concentración en el lugar de trabajo. Con un sonido blanco regulado y constante los trabajadores no se sienten con la necesidad de llenar el silencio. De igual manera, permite evadir sonidos que puedan desconcentrar, como una llamada telefónica o el zumbido de los equipos informáticos.

Por lo tanto, se recomienda el ruido blanco para reducir el estrés al momento de viajar y también al momento de adaptarse a lugares ajenos como un hotel.

 

RUIDO BLANCO EN BEBÉS

Permite que tu bebé duerma profundamente

Un estudio de 1990 publicado en Archives of Disease in Childhood descubrió que el ruido blanco podía ser útil en el descanso de los bebés. En este estudio se analizaron cuarenta recién nacidos, de los cuales el 80% pudo conciliar el sueño tras cinco minutos de escuchar ruido blanco.

Ten en cuenta que tu bebé comenzó a escuchar aproximadamente a las 15 semanas de gestación, pero que estos sonidos fueron amortiguados por el líquido amniótico. En otras palabras, tener los conductos auditivos en este estado debe crear una sensación similar al ruido blanco.

Se conoce que los bebés tienden a dormirse más rápido con el ruido blanco, esto debido a que se bloquea el ruido del hogar, como por ejemplo los sonidos que producen sus hermanos mayores. Los bebés por lo general están expuestos a rodearse de ruido, por lo que un ambiente tranquilo podría no ser el ideal a la hora de dormir.

Sin embargo, cada bebé es diferente, y los límites de ruido recomendados, 50 decibelios, pueden estar siendo excedidos con el ruido blanco en algunos casos.

De igual manera, uno de los principales riesgos es la asociación que realice el niño con el ruido blanco.

Una dependencia por este ruido puede provocar la dificultad de conciliar el sueño en ambientes que no estén adecuados a su necesidad, como la casa de la abuela, la guardería o las vacaciones.

 

RECOMENDACIONES DE USO DEL RUIDO BLANCO

 

  • Elegir un ruido tolerable: tanto para ti como para tu bebé, la respuesta está en el ensayo y el error. Las opciones son muy variadas, desde la lluvia o los ruidos de la naturaleza, hasta la estática o el sonido de un secador de pelo.
  • En Youtube puedes encontrar sonidos relajantes que puedes funcionar para ti o tu bebé. Una vez esté identificado, lo ideal es invertir en una aplicación u objeto con este tipo de sonido.
  • Ten en cuenta que no todo depende de la ambientación. Acompaña el ruido blanco con un espacio cómodo que solo puede ser ofrecido por los especialistas en descanso. ¿Ya conoces todas las opciones que tenemos para ti y para tu bebé?

 

También te puede interesar los Consejos para padres primerizos

 

¿Qué ruido blanco es el que resulta efectivo para ti? ¡Compártenos!

 


PORTADA-6.jpg

31 octubre, 2018 Crecer Comodísimos

Conoce el mejor cambiador de bebé: funcional, práctico y que puedes llevar a cualquier lado.

¿Has pensado cuál es el mejor cambiador de bebés en el mercado? Aquí te contaremos por qué nuestro Cambiador para Bebé de la Línea Sleeping Baby tiene todas las funcionalidades que buscas en un cambiador para tu bebé.

 

cambiador de bebé

 

Nuestro Cambiador de Bebé conoce las necesidades que toda madre presenta en su proceso de crecimiento de su bebé.

También te puede interesar los Tips para elegir el colchón de tu bebé

El cambiador para bebés Comodísimos presenta una cualidad especial y es su forro en tela impermeable; que gracias a la densidad de su material, protege temporalmente de posibles líquidos y fluidos que manchen la superficie del producto.

Además, cuenta con un cierre que permite retirar las veces que desee, para realizar un fácil lavado del forro.

 

LÁMINA EN ESPUMA

Sabemos que las mamás siempre buscan el mejor cuidado para sus bebés, en especial de su piel. Por eso el Cambiador de Bebé Comodísimos ofrece el mejor confort y protección para la piel del bebé.

Gracias a su espuma, permite que la sensación mientras lo cambia, sea segura, confortable e higiénica. Al ser un material delicado, como la espuma Ultraflex, brinda una experiencia confortable y ergonómica que se ajusta al cuerpo del bebé.

DISEÑO EN CORTES ESPECIALIZADOS

Los cortes especializados utilizados en nuestro Cambiador de Bebé son elaborados con el fin de brindar un diseño ergonómico al producto, para que quede de manera cóncava y así poder cambiar al bebé en una postura más fácil para él y para la madre.

El diseño Convoluted Foam permite un refuerzo de seguridad en ambos lados del cambiador, para evitar que el bebé pueda salirse al momento de realizar movimientos bruscos; además de brindar mayor distribución de peso, mejor estabilidad y mayores canales de aireación.

SISTEMA DE SUJECIÓN PARA EL BEBÉ

La seguridad es una de las cualidades más importantes en nuestro Cambiador para bebés. Cuenta con 3 correas que permiten que el bebé permanezca de manera fija y segura, mientras se realiza el cambio de pañal o vestuario.

Esto ayudará a que la madre realice su tarea de manera más tranquila y segura; mientras el producto protege la vida del bebé.

Esto además previene caídas o golpes accidentales, que se puedan presentar por la no sujeción del bebé en el cambiador.

espumas de cambiador de bebé

CALIDAD Y GARANTÍA

Calidad y garantía Comodisimos

Nuestro Cambiador Bebé, cuenta con el mejor proceso de elaboración en espumas, que garantiza una excelente calidad y experiencia con el producto; teniendo ante todo la necesidad de ofrecer al bebé el mayor confort y seguridad en todo momento; además de ofrecer la mejor calidad de vida a la madre para realizar esta tarea, y disfrutar de manera tranquila este proceso de crecimiento de su bebé, con la mejor compañía Comodísimos.

Productos Linea Baby

 

 


PORTADA-5.jpg

Las noches de mamá y papá, se hacen largas cuando el pequeño no duerme. Por eso queremos darte algunos consejos para motivar el descanso del bebé de tu hogar, y procurar que el sueño de todos en casa continúe profundamente:

  • La primera actividad que los pediatras recomiendan, es un pequeño baño de agua caliente. Puede ser con burbujas de jabón, donde pueda jugar por un rato y distribuir sus últimas energías del día.baño del bebé ComodisimosSe recomienda que la madre o el padre, tomen algunos minutos para hablar con el bebé, bien sea contarle una pequeña historia, hacerle mimos o contarle sobre las partes de su cuerpo, mientras él se divierte y relaja en su baño. Esta actividad es una de las más agradables para él y puede realizarse de 5 a 10 minutos.
  • La segunda actividad, que puedes realizar con tu bebé, es un pequeño masaje en diferentes zonas de su cuerpo como sus manos, pies, vientre y cuello.masajes para el descanso del bebéSegún un estudio de la Universidad de Warrick, los masajes en el bebé disminuyen el estrés que acumula durante el día, aumenta sus defensas y libera la melatonina, la hormona encargada del sueño.
  • No olvides que otra de las actividades más importantes, es el momento de su cena. Nos referimos al encuentro que tiene lugar entre la madre y el bebé.alimentación para el descanso del bebéBusca un espacio tranquilo en casa, apagando todos los dispositivos que puedan generar ruido. Disfruta este momento junto a él y ubica una luz tenue en el lugar. Con el tiempo, tu bebé irá identificando que es el momento para irse relajando y encontrando el descanso.
  • Otro de los factores que ayuda a conciliar el sueño del bebé, puede ser una lista de música relajante o la voz de la madre.música para el descanso del bebéTambién te puede interesar los Consejos para elegir el colchón de tu bebé

  • Como complementos para acompañar el descanso de tu bebé, puedes comenzar a utilizar algunos elementos como móviles, que ayudan a entretener al pequeño y favorecer el sueño. Recuerda siempre tener su espacio limpio y con complementos que favorezcan su descanso ininterrumpido.bebés ComodisimosTambién puedes tocarle su sonajero favorito, con movimientos lentos y pausados. Los peluches o muñecos pueden ayudar a conciliar el sueño del bebé; los expertos aseguran que les aporta seguridad y se convierte en una sustitución de la madre, una vez ella se va a descansar.

 

Linea Baby Comodisimos



Somos un sitio seguro


Nuestras formas de pago